Evangelismo Personal

Felipe supo enlazar lo que el etíope estaba leyendo con su necesidad real de conocer a Dios. Dios le abrió la oportunidad a Felipe de evangelizar, el Espíritu Santo lo dirigió hacia el lugar y la persona; y Felipe hizo su parte: COMPARTIÓ LAS BUENAS NUEVAS. Esto es evangelismo personal.

“Felipe emprendió el viaje, y resulta que se encontró con un etíope eunuco, alto funcionario encargado de todo el tesoro de la Candace, reina de los etíopes. Éste había ido a Jerusalén para adorar… Entonces Felipe, comenzando con ese mismo pasaje de la Escritura, le anunció las buenas nuevas acerca de Jesús.” Hechos 8:26-39

Cuando vas a compartir el evangelio, debes prestar atención a lo que las personas no-creyentes dicen con sus palabras, pero también a lo que no quieren decir. Al ser sensible ante la necesidad de las personas y estar dispuesto a recibir dirección del Espíritu Santo, el SEÑOR se dará a conocer y esa persona con quien estás compartiendo recibirá su regalo eterno de salvación. No debes discutir, ni hacer críticas a las personas, sencillamente mostrar el Camino: Jesús.




¿Hoy pudiste mostrar el Camino a alguien? ¿Eres sensible a la necesidad de los no-creyentes? ¿Escuchas con atención antes de compartir el evangelio o usas las Escrituras como arma de ataque?

Señor deseo abrir mi mente y corazón a todas las oportunidades que abres para que otros lleguen a tu Reino. No soy perfecto, pero quiero ser un mensajero activo. Te pido que obres en mi vida quitando lo que te estorba para servirte y poniendo en mi de tu gracia para que otros puedan conocerte a través de mi.

*Devocional Evangelismo Personal escrito por Engelbert Gonzalez. Tomado del 09/09/2008




Compártelo
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Share