Evangelismo Personal

Felipe supo enlazar lo que el etíope estaba leyendo con su necesidad real de conocer a Dios. Dios le abrió la oportunidad a Felipe de evangelizar, el Espíritu Santo lo dirigió hacia el lugar y la persona; y Felipe hizo su parte: COMPARTIÓ LAS BUENAS NUEVAS. Esto es evangelismo personal.

“Felipe emprendió el viaje, y resulta que se encontró con un etíope eunuco, alto funcionario encargado de todo el tesoro de la Candace, reina de los etíopes. Éste había ido a Jerusalén para adorar… Entonces Felipe, comenzando con ese mismo pasaje de la Escritura, le anunció las buenas nuevas acerca de Jesús.” Hechos 8:26-39

Cuando vas a compartir el evangelio, debes prestar atención a lo que las personas no-creyentes dicen con sus palabras, pero también a lo que no quieren decir. Al ser sensible ante la necesidad de las personas y estar dispuesto a recibir dirección del Espíritu Santo, el SEÑOR se dará a conocer y esa persona con quien estás compartiendo recibirá su regalo eterno de salvación. No debes discutir, ni hacer críticas a las personas, sencillamente mostrar el Camino: Jesús.




¿Hoy pudiste mostrar el Camino a alguien? ¿Eres sensible a la necesidad de los no-creyentes? ¿Escuchas con atención antes de compartir el evangelio o usas las Escrituras como arma de ataque?

Señor deseo abrir mi mente y corazón a todas las oportunidades que abres para que otros lleguen a tu Reino. No soy perfecto, pero quiero ser un mensajero activo. Te pido que obres en mi vida quitando lo que te estorba para servirte y poniendo en mi de tu gracia para que otros puedan conocerte a través de mi.

*Devocional Evangelismo Personal escrito por Engelbert Gonzalez. Tomado del 09/09/2008




Compártelo
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Share

Utilizamos cookies para garantizar que le brindamos la mejor experiencia en nuestro sitio web.